En coma


Siguiendo con mis apuntes de maestra rancia, hoy hablaré de un problema de puntuación que nos agobia a todos: la coma.

Hace poco he leído un artículo muy interesante sobre el tema, pero no podría precisar dónde (¿lavadora de textos, tal vez?) Son tantos los escritos que pillas por ahí que recordar la fuente es, a veces, un descalabro. Mi memoria es buena, pero corta.

Pues sí, la coma es un asunto peliagudo. Unas veces, por exceso; otras, por defecto.

Yo soy de las que abuso, por querer aplicar todas las normas, por pura rigidez. O, tal vez, por mi respiración entrecortada. En el lector puede provocar hiperventilación. Y lo contrario, ahogo.

A medida que le vamos pillando el tono a nuestro discurso, supongo que esos errores se van subsanando. Esperemos que así sea.

Lo grave es usarlas mal, a las comas.

Twitter está lleno de recomendaciones al respecto. Tuits que nos recuerdan que no es lo mismo decir: “¡A comer, niños!” que “¡A comer niños!”, y otros ejemplos más osados o hasta soeces que no viene al caso repetir.

No hace mucho se publicó un titular en la primera plana de uno de los periódicos más populares del país, que tampoco viene al caso nombrar, con un error tan garrafal que dolía hasta leerlo. Decía: “Muere, Mandela”, queriendo informarnos del fallecimiento de Nelson Mandela. Dejando al margen el uso indebido del presente histórico (hubiera sido más correcto decir: “Mandela ha muerto” puesto que se trataba de un hecho acaecido ese mismo día –tras largas semanas de agonía en las que sí hubiera sido apto el uso del presente contínuo, “Mandela se está muriendo”–), la coma entre el sujeto y el verbo era del todo inapropiada pues inducía a pensar que, en lugar de enunciar un hecho, formulaban una orden. En imperativo (solo faltaban las exclamaciones, por dios…), y que el sujeto, “Mandela”, era un vocativo, Como en la canción: “¡Sufre, mamón!”, por poner un ejemplo de a pie.

Reconozco: lo critiqué en alguno de mis tuits (también para eso soy tuitera). Mi sorpresa, cuando todo un señor editor me responde diciéndome que los pobres de esa redacción ya no tienen presupuesto para pagarse correctores. Vaya, que por poco la culpa era nuestra, por no comprar el diario, ya ni para envolver ese bocata que no llevaremos a ningún tajo…

La cuestión es que ese editor, precisamente, había rechazado mi novela diciéndome, sin rodeos, que no le gustaba cómo estaba escrita. Algo de razón sí que tenía. Por eso gasté otros seis meses más en corregirla. Aprendí de su rechazo.

Pero, estamos hablando de periodistas, aunque sean becarios. Y hablamos de comas mal puestas en papel impreso que sí será leído (por pocos según el gremio, pero suficientes como para cuidar su redacción). No hablamos de nosotros, los noveles.

Si os digo la verdad, a mí, aquel titular me ofendió más que el traductor de signos que improvisó aquella actuación tan nombrada en el entierro del pobre Mandela. Al menos la desfachatez de aquel impostor fue cómica.

Repasemos pues los signos de puntuación que sirven para facilitar la comprensión de nuestros mensajes y delimitan las distintas partes del discurso con el signo de la coma si es escrito y de una breve pausa, si oral.

Su uso está regulado por unas normas que resumo:

La coma indica una pausa breve dentro del discurso.
Nunca se separan con coma el sujeto y el verbo de una oración.
Se utiliza coma para separar los distintos elementos de una enumeración salvo que estos vayan unidos mediante las conjunciones y, e, o, u, ni (en algunos casos sí se puede poner coma evitar confusiones o por cuestiones estilísticas).
Se utiliza coma para separar las distintas proposiciones de una oración cuando son independientes entre sí, vayan o no unidas mediante conjunciones (aquí vemos la particularidad del punto anterior).
Van entre comas los incisos explicativos que se intercalan en una oración: oración de relativo, aposiciones, etc.
Mediante el uso de comas se diferencia una oración de relativo especificativa de una explicativa, ya que esta va entre comas.
Los vocativos siempre van entre comas.
Se utiliza coma si se invierte el orden lógico de los elementos de una oración; por ejemplo, si aparece antes la proposición subordinada que la principal, o los complementos antes que el verbo.
Se ponen entre comas las construcciones de participio absoluto.
Cuando se elide el verbo, se suele indicar con una coma.
Se separan con comas las expresiones: pues, por tanto, por consiguiente, sin embargo, sin duda, en fin, es decir, así pues, además, no obstante y otras similares.
Se separan con comas los diferentes datos de una dirección.
Se usa coma para separar los números enteros de los decimales. Pero no se usa la coma para separa las horas de los minutos; es más correcto el punto o los dos puntos.
En la enumeraciones se escribe coma antes del abreviatura etc. y también después de etc. y de los puntos suspensivos si continúa la frase.
Estos puntos no son más que un compendio que podemos (y debemos) ampliar con otros tratados de ortografía española. Incluso contrastar, pues no hay un consenso estricto para estas normativas, si bien las normas de la Real Academia de la Lengua Española, o RAE, suelen ser la referencia más fiable. Pero hay otros manuales de estilo que nos pueden orientar.

Dicho esto, hay unas normas básicas, resumidas en los primeros puntos, que debemos seguir al pie de la letra.

Si, al leerlas, algunos conceptos (por ejemplo, vocativo, ablativo absoluto, oración de relativo explicativa, etc.) nos resultan un tanto extrañas, estamos necesitando hacer un repaso de la gramática y de la ortografía castellana. Podemos desempolvar nuestros libros de texto escolares o echar mano de cualquier otro manual al uso. Por supuesto, resulta muy útil hacer ejercicios prácticos, los hay publicados que se van haciendo como quien resuelve un sudoku o un crucigrama, en ratos libres; y los hay, excelentes, en la red.

Me parece una práctica muy recomendable, sobre todo en tiempos de paréntesis creativos.

Anuncios

Un comentario sobre “En coma

Agrega el tuyo

Comenta, no te cortes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: