Para escribir mejor


Estos días ando leyendo libros sobre cómo escribir (ver página “Biblioteca”, lecturas de mayo y junio), Escribir es un tic, La cocina literaria, El oficio de escritor y Escribir ficción, en un intento de completar mi formación (además de seguir en el taller de narrativa TDI de Alejandro Quintana).

De estos manuales de estilo voy pillando consejos que me interesan y desechando otros que no se ajustan a mi concepto de escritura. Me sirven, unos y otros, de reflexión.

Hoy, he leído un artículo de opinión en el que se ponía en tela de juicio la validez de esos talleres. Como estoy metida en la lectura de algunas obras que recopilan estos conocimientos, me ha llamado la atención.

No suelo cuestionar la validez pedagógica de cualquier enseñanza, sea la que sea, pues como alumna siempre he sabido sacarle partido a las lecciones que haya recibido. A veces, de manera inmediata; otras, con el paso de los días, o de los años.

Creo que el deseo de querer aprender es siempre loable. Pocas personas nacen aprendidas, o ninguna. Seguir en el empeño de completar tu formación, sea en el campo que sea, me parece saludable.

Por lo tanto creo que apuntarse a un taller de escritura puede ser tan fructífero como ir al gimnasio o aprender a tocar un instrumento. ¿Por qué no?

Pienso que los adultos buscamos mejorar nuestra formación por no haber recibido una más integral y más sólida en la escuela. Incluso después, en el instituto o en la universidad. Tampoco se pueden pedir peras al olmo, la formación académica es la que es.

Seguramente en nuestra educación se descuidan muchos aspectos, entre ellos, el tener una redacción correcta, incluso una ortografía intachable. Tampoco nos enseñan solfeo, pero sin ese lenguaje uno puede ir tirando por la vida aunque el placer de la música como oyente sea menor. Pero escribir es algo que nos encontraremos en muchos ámbitos de la vida cotidiana y laboral, máxime ahora que andamos pegados a nuestros teclados y cacharritos digitales. Por eso, escribir bien, hacerlo de una manera al menos correcta, es un valor añadido nada desdeñable.

Es verdad que estos talleres no pueden, por sí solos, convertirte en un gran escritor. Tal vez, ni siquiera en escritor. De la misma manera que uno no se convierte en compositor por el hecho de apuntarse al conservatorio; ni en coreógrafo por asistir a clases de baile; ni tampoco en pintor por asistir a Bellas Artes.

Lo que está claro es que uno adquiere herramientas y conocimientos; después, cada cual con su talento o su obcecación.

Quizá el “problema” sea convocar este tipo de talleres con el lema de “SER ESCRITOR”, “cómo ser escritor”, “taller para ser escritor”, etc. Tal vez, (y es cuestión, otra vez, de elegir bien las palabras) sería más “honrado” ofertarlos como “talleres para ESCRIBIR MEJOR”, para que nadie se llame a engaño con falsas expectativas. Claro que sería menos seductor…

Tampoco como “talleres para aprender a escribir”, pues se supone que el alumno ya conoce los rudimentos de la escritura. Está alfabetizado. No es apuntarse a una escuela para aprender a conducir y obtener el carné (en donde no sería de recibo que publicitaran la promesa de hacer de ti un Fernando Alonso…) Simplemente “talleres para escribir mejor”.

Del aprovechamiento de las técnicas narrativas, trucos y consejos impartidos allá cada cual con su disciplina, con su talento o con las ganas o necesidad que tenga de contar algo…

En cualquier aula en la que se enseñe cualquier materia probablemente solo un 10 % esté en condiciones de sacarle partido a lo recibido. Siendo optimista. Así que, en un taller de creación literaria, también será una pequeña minoría la que pueda sacarle punta al lápiz y gaste la goma de borrar. El resto, algo habrá aprendido, seguro, aunque lo use para chatear o escribir un informe de empresa. Siempre será bienvenido un texto más claro, más conciso y mejor redactado.

Anuncios

4 comentarios sobre “Para escribir mejor

Agrega el tuyo

  1. Ya dejé por Google + mi opinión, y es más o menos la tuya, Laura. La escritura tiene demasiadas dimensiones como para que un taller te enseñe a dominarla, por muy bueno que sea. Cada cual tiene que buscar aquello para lo que de verdad está hecho (que siempre lo hay) y a partir de ahí formarse de la manera más inmersiva y funcional, para que no sea todo la aplicación de un elenco de trucos de chistera. De cada 100 que escriben habrá 10 con talento y de entre ellos quizás un escritor de verdad, uno que sepa compaginar las habilidades formales con las de carácter intuitivo. Mejor para nosotros, si es que estamos en el último grupo, pues significa menos competencia.

    En cuanto a la educación, siempre será el mismo cuento: planes de una legislatura a otra, programas docentes que no enseñan a los alumnos a ser lo que pretendían, exceso de teoría no puesta en práctica, profesorado conservador y alumnado sin expectativas… No podemos esperar que se nos enseñe a escribir, y como universitario veo que la mayoría de mis compañeros tienen poca ninguna idea a la hora de expresar discursos o razonamientos, puede que nunca la tengan. Al final, la única esperanza es dejarse llevar por el propio deseo de conocer que cada uno tiene dentro, no veo otra salida.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Hace días que leo tus post sobre esto de los talleres, Laura. Es un debate que lleva mucho tiempo abierto. Soy consciente de lo que se puede aprender y no en un taller para escritores: antes de capitán, fui marinero y, antes incluso, grumete 😉 Por eso tengo claro que mis talleres deben ser diferentes. Más que nada porque tengo la esperanza de que SÍ sean útiles.

    De ahí que no me centre tan solo en las técnicas, sino que quiera potenciar esto tan raro del mindset, o la planificación, la fase de revisión y habilidades sociales para ayudar en la fase de promoción.

    Tal como entiendo yo el oficio de escritor, se necesita un desarrollo integral en varios campos. Ha quedado atrás la era industrial. Como si estuviéramos inmersos en un nuevo renacimiento, es imprescindible dominar varias disciplinas. Por eso la formación debe ser continuada. Pero lo que está claro es que lo más importante, la base de todo, reside en la capacidad de crear y en la de transmitir.

    En todo ello se basan mis formaciones, durante las cuales siempre aviso de que soy facilitador de conocimientos y herramientas, no maestro, ni profesor. En fin, el tiempo y los mismos participantes de estas formaciones dirán si lo he hecho bien o no. Un saludo.

    Me gusta

  3. Todo será poco, y toda formación que recibamos será bienvenida, por supuesto.
    Está claro que existe un vacío académico en este asunto de la escritura, quizá suplido por estudios de periodismo o de filología, aunque solo en parte. Si volviera a nacer, me decantaría por una de esas dos carreras, más que nada para no tener que lidiar con cuestiones tan básicas como el conocimiento de la comunicación escrita o de la lengua. Aun así, es posible que me apuntara a un taller literario, ¿por qué no? Sobre todo, no olvidaría la escuela más importante: la de la vida, la verdadera materia prima del escritor. Y le pediría a la virgencita esa que me dejara como estoy. Al menos eso, que no me atrofiara la sensibilidad.
    Sobre el resto de las habilidades que ha de tener un escritor en la actualidad creo que no se pueden aprender, aunque sí mejorar. Sería necesario volver a nacer para tener una mayor inteligencia emocional (pongo por caso), y eso es pedir demasiado.
    Por otra parte, el carecer de habilidades sociales (como en mi caso) se puede suplir con creces si, por fortuna, naces en un medio social influyente. Pero ese azar no está en nuestras manos, así que… habrá que conformarse con juntar letras, que todo será poco. Un saludo.

    Me gusta

Comenta, no te cortes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: