Ese lector


Sí, me han regalado un lector estas Navidades. Ya tenía yo ganas de saber cómo era esa experiencia de leer en ese otro formato, el electrónico.

No creo que debamos pelearlo con el libro de toda la vida: después de todo se trata de leer, y si nos gusta la lectura poco importa el soporte.

De entrada, me gusta su tacto.

¿Me cansará mucho la vista? Bueno, eso ya no hay quien lo remedie, la vista cansada no tiene vuelta de hoja (de momento).

¿El olor del papel? La verdad es que suelo leer libros usados, de la biblioteca, y no acostumbro a olfatearlos, por manoseados, así que…

De entrada viene con un montón de títulos, casi mil, y eso ya me parece fabuloso teniendo en cuenta su tamaño. Claro que me apetece leer a capricho. Por eso decido comprar un par de cosas que me venían rondando (y que, de todas formas, no encontraré en las estanterías dela biblioteca de mi pueblo).

Por otra parte, acaban de darme una muy buena noticia: a partir del mes de marzo estará disponible un servicio de préstamo de libros electrónicos desde las bibliotecas públicas lo que me ahorrará tener que gastarme los cuartos en descargas. ¿Qué más se puede pedir?

Total, que estoy encantada con mi lector. Lo pasearé y viajará en mi maleta, se acabó cargar con libros lo cual no los excluye de mis estanterías ni de mi vida.

No se trata de una cosa o la otra, sino de una cosa y la otra.

Muchas gracias, familia, por ese regalo tan oportuno.

Anuncios

3 comentarios sobre “Ese lector

Agrega el tuyo

Comenta, no te cortes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: