El mejor consejo para escribir mejor


Sé que conozco el secreto para escribir mejor, y sé que suena presuntuoso…

Hoy me decido a compartir ese consejo para escribir mejor.

Antes, explicar por qué no me aplico el cuento y me pongo a escribir mejor, ya que digo conocer la receta. Tengo limitaciones, o dile tara. Por eso, aunque conozco la fórmula, todavía no aprendí a ponerla en práctica. Lo haré, si la vida me deja tiempo…

El secreto (¡venga va, dilo ya!) es extensivo a otros lenguajes creativos. Podría haber dicho: “El mejor consejo para pintar mejor”. En definitiva, “el secreto para crear mejor”. Como Sin ti no soy maga trata de escritura, el consejo va de cómo escribir mejor.

Aclarado esto, vuelve al título del artículo por ahorrarnos confusiones. Como puedes leer yo propongo: “El mejor consejo para escribir mejor”, en ningún momento pretendo enseñarte el mejor truco para ser el mejor escribiendo, sino el mejor consejo para que escribas mejor de lo que escribías hasta ahora.

Pues para escribir mejor tienes que olvidarte por completo de buscar reconocimiento, esa es la clave. Borrar de tu cabeza la noción del éxito. Escribir para ti, sin pensar en nadie más, ni siquiera en los lectores (a veces ni en ti).

Parece evidente, pero no es nada fácil dejar de lado el juicio ajeno. Sin embargo, sacarse esa lacra de encima es la manera de hacer algo honrado y verdadero, que valga la pena para nosotros y, de paso, para los demás.

Esperar reconocimiento bloquea la autenticidad de la escritura y falsea la voz. 

Solo con voz propia podrás contar la historia que tienes que contar. Y digo “historia” porque cada uno de nosotros solo tenemos una historia, la nuestra. Y es esa la que contaremos, de tantas las maneras como sea posible.

La idea del éxito es lo más nocivo que puede haber para el verdadero arte. Es pura histeria y no lleva a ninguna parte, si acaso al fracaso. Y el fracaso es triste y resentido. Mal asunto, el sentimiento de fracaso…

Aun en el caso de que triunfes, no podrás hacer otra cosa que despegarte del alma esa cosa pegajosa que es el éxito, para seguir contando tu historia (la tuya, no la que te han endosado), olvidándote del editor, del público, de ti mismo.

Pero ¿cómo librarse de la noción del éxito, esa entelequia?

Intentaré contarlo en próximas entregas, pero no prometo nada, escribo sin expectativas.

Anuncios

Comenta, no te cortes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: