A vuelo pluma


Si te azota la ola de frío y pillas un resfriado lo mejor que puedes hacer es leer algo (siempre que esos ojos dejen de lagrimear). No, un escritor griposo no puede dejarse amilanar por unos cuantos estornudos; la vida sigue, los discursos fluyen, y las imágenes, tantas palabras por atrapar…

La novela que a mí me sirvió de bálsamo para combatir el catarro fue Ciudad abierta.

Open City —en su título original, de Teju Cole; publicada por la editorial Acantilado, en su colección Narrativa; 296 páginas; traducida del inglés al español por Marcelo Cohen; y su reseña desde Acantilado:

Julius, un joven psiquiatra nigeriano residente en un hospital neoyorquino, deambula por las calles de Manhattan. Caminar sin rumbo se convierte en una necesidad que le brinda la oportunidad de dejar la mente libre en un devaneo entre la literatura, el arte o la música, sus relaciones personales, el pasado y el presente. En sus paseos explora cada rincón de la ciudad. Pero Julius no sólo recorre un espacio físico, sino también aquel en el que se entretejen otras muchas voces que le interpelan. Ciudad abierta, novela bellísima y envolvente, supone el descubrimiento de una voz tan original y sutil como extraordinaria.

Yo diría que el tema de la novela es el desarraigo. El argumento se centra en el devenir de un joven africano, de prácticas en un hospital psiquiátrico de Nueva York; su adaptación a esta ciudad, con un paréntesis de vacaciones en Bruselas. La trama se entreteje sobre el monólogo interior del protagonista que deambula por las calles buscándose, otea los horizontes, observa las migraciones de las aves, cavila sobre música, describe con precisión fotográfica los edificios, comparte conclusiones sobre salud mental, convirtiéndose en nuestro excepcional guía. Un canto a sí mismo y un canto al cielo, ese que acabamos sobrevolando, escapando de la jungla de asfalto, de tanto mogollón globalizado, planeando sobre la inevitable sensación de déjà vu que provoca en nosotros, espectadores sumamente familiarizados con el urbanismo neoyorquino, esos itinerarios de película que él patea, peinando esa manzana de película, levitando sobre los tópicos, picoteando conciencias… Hay algo del existencialismo en el razonar del joven, fogonazos de Camus; a veces, hasta picados a lo Cioran; otras, medio Borges, por erudito; señales cortazianas; y otros ramalazos de Faulkner, y vete a saber, porque estamos ante un escritor con mayúsculas a quien le deseamos larga vida y feliz año pues suponemos que seguirá por ahí caminando, y queremos que nos lleve de la mano, como ese padre enseñándonos el nombre de las plantas o ese abuelo descubriéndonos un nido de arrendajos. Ese filósofo  de a pie, siempre preguntándose… Por suerte, Teju Cole no es pedante —y bien que podría permitírselo— solo un pelín talentoso, pero cuando se va por las ramas, en seguida aterriza y se peina el plumaje.

Y ¿quién es Teju Cole?

Teju Cole es escritor, historiador del arte y fotógrafo. Es escritor distinguido en residencia en Bard College y crítico de fotografía de la revista New York Times. Nació en los EEUU en 1975 de padres nigerianos, y creció en Nigeria. Actualmente vive en Brooklyn. Es autor de novelas. Cada día es para el ladrón fue nombrado libro del año por el New York Times y otros diarios, y preseleccionado para el premio PEN. Premio, el PEN / Hemingway, que sí consigue con Open City, novela que también aparecerá en varias listas de libros del año y será galardonada con el New York City Book Award de ficción, el Rosenthal de la Academia Americana de Artes y Letras y el Internationaler Literaturpreis, y preseleccionada para otros premios. También escribe una colección de ensayos, Cosas conocidas y extrañas, con el mismo éxito de premios y nombramientos que obtiene con su narrativa. Su columna de fotografía en la revista New York Times fue finalista de un Premio de la Revista Nacional en 2016. Teju Cole ha colaborado con el New Yorker, Granta, Brick, y otras revistas. Su próximo libro es Blind Spot, de fotografía y textos, un cruce de géneros. Sus fotos han sido expuestas en la India, Islandia y los Estados Unidos, publicada en varias revistas, y fue objeto de una exposición individual en Italia en la primavera de 2016. Da conferencias, desde la Harvard Graduate School of Design hasta la sede de Twitter, pasando por varias universidades como Kenan, Indiana o Ámsterdam. Fue galardonado con el Premio Windham Campbell 2015 en categoría “Ficción”, y con el premio de Artistas de los Estados Unidos. Esta es su web, donde también publica sus fotos.

Teju Cole me parece un escritor honrado y sólido, así que le seguiré la pista.

(Esta novela la leí prestada por eBiblio. No será la primera vez que alabe este servicio, el préstamo electrónico de libros, ebooks que podemos leer, durante 15 días y gratis, desde cualquiera de nuestros dispositivos. Basta con tener un carné de usuario de biblioteca municipal —si no lo tienes, ¡sácatelo ya!, es gratuito, pero no olvides llevarte el documento y dos fotos—, pues serán tus datos de usuario los que proporcionarás a la cuenta de Adobe Digital Editions, aplicación que descargarás a tu ordenador para servir de enlace entre la plataforma de la eBiblio y tu casa. Parece lioso, pero es refácil. Como siempre en estos casos, si te pierdes, te ayudan. Desde aquí me ofrezco a guiarte, si lo necesitas. En este enlace, te explican los pasos a seguir. Por lo que sé, además de eBiblio Catalunya, el préstamo electrónico existe también en Madrid, en Andalucía y en La Rioja.)

Anuncios

Un comentario sobre “A vuelo pluma

Agrega el tuyo

Comenta, no te cortes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: