La prudencia


Más que el miedo a la hoja en blanco (que no muerde) me atemorizan las consecuencias de haber dicho más de la cuenta.

WordPress.com.

Subir ↑