Nada escrito


Sobre escritura hay tanto escrito que uno se pierde. Escritura creativa, escritura terapéutica, cómo escribir en tu blog, cómo no hacerlo, cómo hacerlo para obtener mayor visibilidad…

Nunca se había escrito tanto sobre normativa escritora. Tampoco nunca antes se había escrito tanto, la verdad. Se escribe bien, se escribe regular, se escribe mal, pero se escribe. 

Es probable que hablemos menos cada día, mensaje va, tuit viene. Y así nos pasamos los días todos en general, no solo quienes aspiramos a escribir. 

Los maestros y los profesores deberían tenerlo en cuenta: más temas de redacción en las aulas y mayor hincapié sobre cuestiones ortográficas y gramaticales, que luego nos pilla el tigre.

No sé qué pensarán los terapeutas, porque parece bastante obvio el efecto sanador de la escritura…

El sector editorial debe andar medio despistado. Hay quien hace el agosto con esta afición epidémica. Hay quien se rasga las vestiduras viendo que su microcosmos se va encogiendo en una élite medio acorralada mientras proliferan por doquier tantos y tantos aspirantes, aficionados y noveles que ponen en tela de juicio tantas voces de autoridad (antes incuestionables).

Justicia poética, esta pequeña revolución de voces tecleando…

¿Por qué no, si todos tenemos al alcance el alfabeto?

 

 

Anuncios

Comenta, no te cortes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: