Jefe decir que


Parece que hoy, 30 de septiembre, es el día del traductor. Ya sé que eso de los “días de” es pura convención, pero puesto que hay un día para todo y para todos, ¿por qué no uno para la traducción?

Siempre he valorado mucho ese oficio. Agradezco cuando en los libros traducidos figura no solo el nombre del traductor sino una breve reseña (ciertas editoriales lo hacen).

Algunas personas, sobre todo en estos tiempos, piensan que se las apañan con un traductor automático. Basta con hacer una prueba para comprender que, obviamente, no es así. El traductor debe tener profundos conocimientos lingüísticos, y literarios, de las lenguas implicadas. Además, de actualizarse, estar al día pues la lengua cambia.

A todos nos habrá pasado no entender ni papa al leer un folleto de instrucciones, cuando intentamos poner en marcha el cachivache que acabamos de comprar y que se fabricó vete a saber dónde. Lo primero que piensas en lo poco que habrán invertido en el servicio de traducción (además de maldecir al fabricante porque el manual resulta indescifrable).

En cambio, es un placer leer algunos libros fabulosamente bien traducidos. Aunque no sepas su idioma original, puedes deducir si es o no una buena traducción. Si encima conoces ambas lenguas, lo puedes asegurar.

¡Cuántas obras literarias podemos disfrutar gracias a ellos!, sobre todo desde que el panorama literario se ha ensanchado tanto, pues habría que saber no solo inglés, francés y ruso, sino un mundo de lenguas, desde el islandés hasta el japonés, pasando por…

Es por ello que quisiera darles las gracias, desde aquí, a esos magníficos traductores, por las muchas horas de buenas lecturas, y también por esas películas subtituladas o simplemente dobladas.

Ya de pequeña me fascinaban los intérpretes, en las pelis de Tarzán o del Oeste, esos personajes a caballo entre los dos mundos, que lo mismo entendían a los suyos que al hombre blanco. Eran mis héroes, sobre todo, porque no entendía cómo podían tener esa capacidad, y mira que yo era bilingüe, pero lo mío no tenía ciencia pues el español lo sabía por los de casa y el francés por la escuela, pero ellos ¿cómo lo habían aprendido?

Alguien me dijo que una de las mejores maneras de aprender a escribir era traducir y no me sorprendería que fuera cierto.

Anuncios

Un comentario sobre “Jefe decir que

Agrega el tuyo

  1. chicos nunca se matriculen ni estudien JAMAS en el instituto edutools peru edu tools de breña es una estafa pasaras una muy triste experiencia, son ESTAFADORES, nomas busquen las denbuncias en la inter, cuidado q tmb te filman….!!

    Me gusta

Comenta, no te cortes.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: